Aprender a escribir para redes sociales

sábado, May 01

 Las redes no dan permiso de equivocarse

 

La informalidad en el lenguaje y la aparente presencia efímera de los mensajes que se publican en redes sociales, no deben entenderse como una licencia para pasar por alto las normas generales de redacción, gramática o sintaxis. #escríbelobien

 

 

Escribir para las redes sociales te obliga a entrar a una dinámica veloz y arrolladora. Es matricularse en el universo de una audiencia masiva, atenta e híper-crítica, tan fácil como consigues el éxito, puedes pasar al terreno del olvido. Es decir, te mueves entre la relevancia y la insignificancia.

 

Y aunque cada tanto surgen nuevas reglas y prácticas que pueden ayudarte a llevar el ritmo de las tendencias en cuanto al mensaje, la frecuencia y el uso de alguos recursos, sin embargo, las normas básicas y generales de redacción deben respetarse siempre.

 

Aprender a escribir para redes sociales es posible. Te compartimos algunas de las claves que debes tener en cuenta para que escribas como un experto si quieres empezar a posicionar tu nombre o tu marca a través de las redes sociales: hazlo correctamente, en línea con lo que demandan las audiencias, pero sobre todo, redacta muy bien cada frase.

 

Claridad

Es posible que hayas determinado qué tipo de lector tienen tus redes, cuál es su perfil y su nivel de formación. Pero también debes asumir que a las redes llegan toda clase de lectores, una diversidad que te obliga a escribir muy claramente, evita el uso de palabras, frases o construcciones gramaticales demasiado elaboradas. Piensa en lo simple, como te lo sugerimos en nuestro artículo, «La perfección de lo simple».

 

Concreción

Olvídate de esas entradas de tres, cuatro y hasta cinco párrafos con tus reflexiones sobre un tema. Incluso Facebook o Instagram, que permiten una mayor extensión en las entradas, son espacios para la inmediatez del mensaje. Transmite tu idea de manera muy concreta, directa y sin darle vueltas. Evita incurrir en reiteraciones innecesarias, ve al punto sin vacilaciones. La extensión ideal para un mensaje en Twitter está entre los 70 y 100 caracteres. En Instagram puedes llegar hasta los 140, incluyendo las etiquetas (#hashtags). No uses más de tres o cuatro etiquetas por entrada. Se espera que las entradas de Facebook no tengan más de 200 caracteres. Recuerda que el objetivo es que logres muchas respuestas y reacciones en tu post, así que el usuario también va a leer los comentarios que dejan.

 

Relevancia

Tu mensaje debe trascender, debe invitar a la reflexión y promover la la interacción. Define un tema que sea importante para tu audiencia, que tenga impacto y se relacione con los tópicos de su interés. Si tienes un proyecto comercial, háblale de precios, de ofertas, de elementos realmente diferenciadores en tu producto o servicio. Si se trata de una iniciativa social o personal, conecta con la sensibilidad de las personas. Piensa es sus necesidades y metas, ponte en su lugar e interpreta los obstáculos a los que se puede enfrentar, bríndale herramientas o soluciones, genera nuevas ideas para ellos.

 

Conexión

Para conectar con tu audiencia a un nivel emocional, comparte las historias de éxito de otras personas, especialmente si son tus clientes. Esto le ayudará a tus lectores a visualizar su propio éxito como resultado de aquello que estás ofreciendo y les genera una impresión muy positiva de tu trabajo. Otra forma de lograr la conexión es despertando curiosidad, motivando su participación. Puedes formular preguntas o lanzar un reto sobre determinado tema para generar interacción. A partir de ahí estás abriendo la puerta para enganchar en el tema de interés, incluso, si lo que pretendes es llevar al usuario a un blog o sitio de interés.

 

Empatía

Atravesamos tiempos de crisis. No se permite la indiferencia o la apatía frente a las circunstancias adversas que enfrentan millones de personas en el mundo que han perdido a un ser querido o que han sufrido un revés económico. Aprender a escribir para redes sociales es también evitar presumir de logros profesionales o financieros cuando hay tanta gente luchando por conseguir un trabajo estable. Que tus mensajes transmitan, solidaridad, respeto, optimismo y empatía.

 

Crea tu propia voz

Creas e identificas un perfil para tu audiencia, sabes en qué grupo poblacional se ubica y cuáles son sus principales intereses, es muy importante que a la hora de escribir definas una voz que te caracteriza, un tono de comunicación en la creación de los contenidos. El objetivo es que con cada mensaje vayas contando tu propia historia.

 

 

Las redes no dan permiso de equivocarse,  aprender a escribir para redes sociales es posible y conviértete en un experto.

 

 

En redacta estamos listos para acompañarte con la creción o el mejoramiento de tus contenidos escritos. Si deseas que tus redes sociales se destaquen por la calidad de sus copys, quizá te interese conocer nuestro servicio de redacción. ¿Ya dominas las tecnicas narrativas para redes sociales pero quieres estar seguro de su ortografía y digitación? Te invitamos a contratar una correccíón idiomática, que te garantice unos contenidos limpios y sin errores.

 

 

 

 

 

 

Suscríbete a nuestro blog:
“El placer de escribir bien”

Suscríbete a nuestro blog:
“El placer de escribir bien”

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0